Marketing Mix

Hoy te traemos otro concepto nuevo del que quizás hayas oído hablar antes por su importancia a la hora de crear una estrategia: hablamos del Marketing Mix.

Explicado de una manera sencilla: es el conjunto de herramientas de las que nos vamos a valer para implantar y consolidar nuestra estrategia de marketing previamente pensada.

Estas herramientas son conocidas en el mundo del marketing como LAS 4P´S. Estas son Producto, Precio, Comunicación y Distribución (en inglés: Product, Price, Promotion y Place).
Cada una de estas 4 p’s se conforman por diferentes variables que también debemos tener en cuenta.

Variables de las 4p´s

Dentro de la estrategia de PRODUCTO del marketing mix le debemos dar vueltas a los elementos o características que conforman la marca en sí misma del producto, como la calidad, el diseño, el packaging…

Dentro de la estrategia de PRECIOS deberemos considerar, por ejemplo, el precio del producto o servicio en sí mismo, los descuentos, los distintos periodos de pago o las condiciones de crédito.

En la estrategia de COMUNICACIÓN nos podemos encontrar con variables como la publi, las RRPP, la promo de ventas, el marketing directo o la venta personal.

Y, por último, dentro de la estrategia de DISTRIBUCIÓN del marketing mix deberemos prestar atención a los diferentes canales que nos la facilitarían, también a la localización, a la logísitca y a la cobertura de mercado, entre otros.

marketing mix 4p´s

Bueno, ya conoces lo más básico. ¿Qué? ¿Aún no has terminado de entender muy bien de qué va todo esto de las 4 p’s? Venga,

Vamos a explicarte un poquito cada herramienta y variable y cada elemento que debes tener en cuenta de cada una de ellas a la hora de plantearte tu plan de marketing mix:

 

La toma de decisiones en torno al producto
El producto o servicio es lo que está destinado, en última instancia, a satisfacer al cliente, ya sea de manera tangible y/o intangible. Y, a su vez, está compuesto por diferentes elementos que le confieren un valor determinado frente a la competencia.

Por eso, determinar las características de las que se va a componer nuestro producto o servicio es imprescindible para que podamos llevar a cabo nuestro plan.

La toma de decisiones en torno a la distribución
Las decisiones que vayamos a tomar en este campo deben estar perfectamente coordinadas con las que tomemos en lo referente a la comunicación y al precio.

Primero, deberemos llevar a cabo un análisis de nuestra competencia más inmediata, los consumidores y el entorno para, posteriormente, poder decidirnos entre establecer una distribución a través de canales directos (sin intermediarios, como la venta directa, por catálogo o el e-commerce, que son métodos perfectos a la hora de mantener nuestra imagen de marca de manera impecable o de crear una experiencia o producto más personalizado para el cliente); o a través de canales indirectos (que incluyen intermediarios en el proceso, como mayoristas, minoristas, comerciantes, etc, y son la mejor manera de que el consumidor nos encuentre en diferentes puntos de venta).

La toma de decisiones en torno al precio
En este punto tendríamos que tener en cuenta tres factores muy importantes: en primer lugar, quién es nuestro público objetivo; en segundo lugar, cuáles son los precios de nuestros competidores; y, por último, cuál es el posicionamiento de nuestra marca.

Una vez aclarados estos tres puntos, podemos pasar a decidir el método de fijación de nuestro precio: o bien atendiendo a la demanda, o atendiendo a la competencia. La demanda será la que establezca el precio tope que podemos asignarle a nuestro servicio o producto y que los consumidores estarían todavía dispuestos a pagar por él.

O, también podemos fijar el precio teniendo en cuenta los fijados por el resto de nuestros competidores, atendiendo siempre a las características de lo que estamos tratando de vender, estableciendo un precio mayor, igual o menor que el de la competencia.

Te damos algunas ideíllas: puedes ponerle a tu producto un precio alto en la fase de introducción (lo que se llama descremar el precio) o bien inferior; también puedes asignarle un precio indicador de prestigio, de calidad (más comúnmente conocido en el mundillo como una estrategia de precios de prestigio).

La toma de decisiones en torno a la comunicación
Aquí vamos a poder valernos de diferentes herramientas para hacer llegar nuestro producto:

Hacer promo: Fantástica para estimular la demanda a corto plazo mediante descuentos especiales, sorteos, regalos, productos adicionales que puedes añadir en la compra, etc.

Marketing directo: Te proporcionará un canal directo para comunicarte con el cliente (correo, teléfono, televisión…), lo que ayudará a fortalecer tu relación con él.

La venta personal: Es una herramienta que nos servirá para establecer una relación directa con el cliente potencial en cuestión y obtener su feedback o respuestas de manera inmediata.

RRPP: Las relaciones públicas siempre van a ayudarnos a mantener una buena relación tanto con el público externo como el interno de nuestro negocio y es, además, una estrategia estupenda que puede ayudar a contribuir a la creación de nuestra imagen de marca mediante la organización de eventos y actividades que favorezcan el boca-oreja.

Concluyendo…

Es importante haber reflexionado sobre cada uno de estos puntos y tener claras las diferentes herramientas de las que podemos disponer, pero aún más importante es que recordemos en todo momento que nuestro marketing mix no puede ser independiente al resto de nuestra estrategia de marketing.

Nuestras 4p’s deben ser coherentes entre sí y con el resto de las decisiones que hayamos tomado previamente y que nos ayuden a añadir valor a nuestro producto o servicio para que resulte atractivo a los clientes potenciales.

Es normal que aún tengas dudas, ya que esto es la teoría. Si quieres saber más o estás pensando en diseñar una estrategia de marketing para tu negocio, en Uvesiete nos gustaría ayudarte a crear tu estrategia de marketing y marketing mix para que puedas terminar de impulsar tu negocio de manera online. Échale un vistazo a todos los planes que hemos creado especialmente para cada tipo de negocio y todas las facilidades que podemos darte a la hora de llevar a cabo tu estrategia.
¡Te vas a sorprender!